Hace algunos días leí este artículo, el cual me pareció muy interesante y sobre el que quiero dar mis propias experiencias. Se trata de los errores de principiante que se comenten al iniciarse en este mundo del trabajo independiente, he aquí mis apreciaciones:

Bajo precio

Sin lugar a dudas el principal problema que se presenta al iniciarse en el trabajo freelance es el de conseguir el trabajo mismo, hacerse de clientes y proyectos por encarar. Es por esto que en muchos casos casi regalé mi trabajo con tal de tener algo. Hoy me pongo a pensar en los precios que manejaba al principio y me doy cuenta de que eran poco serios, aunque adecuados para el conocimiento y experiencia que tenía en ese momento.

Sobrecomprometerme

Algo que aprendí con el tiempo es que cada trabajo tiene un punto de inicio y uno de conclusión. El cliente compra tu tiempo compra tu tiempo sólamente dentro de ese plazo y cualquier cosa que necesite fuera del mismo deberá pagarla aparte. Además sólo compra tus horas de trabajo, no tu vida. Este es un error que también cometí, el de sobrecomprometerme con el trabajo y estar constantemente pendiente de él.

El contrato entre las partes

Un error que cometí mucho al prinicipio y que me trajo grandes dolores de cabeza fue el de no estipular de antemano las condiciones del contrato no formal que se establece al comenzar un trabajo con un cliente nuevo. Si no se marcan bien los límites de las obligaciones y beneficios de cada una de las partes (freelance y cliente) el trabajo puede volverse algo incómodo y poco serio.

Dejar sentado todo por escrito en algun correo electrónico, PDF o cualquier otro documento va a dar al trabajo un marco distinto al cual recurrir en caso de malos entendidos.

Malas respuestas y decisiones

Muy relacionado con el sobrecompromiso, un error que he cometido es el de dar malas respuestas a ciertas situaciones, muchas veces aceptando trabajos que no eran para mi. Como ya he comentado en algunas ocasiones, hay momentos en los cuales la respuesta tiene que ser “si” y otras en las cuales debe ser un rotundo “no”. Sólo el tiempo y la experiencia te hacen tomar mejores decisiones.